fbpx

FueradeCaja Coaching

Es normal que no puedes con TODO

Mamá es normal que no puedes con todo

Seguramente conoces bien ese sentimiento cuando llegada la noche y estas extenuada de TODO lo que has hecho a lo largo del día, de no parar ni un segundo y a pesar de ello sentirte CULPABLE por no haber hecho aun más!

Todas las mamás tenemos estos sentimientos y se originan en la enorme presión y altísimas exigencias (y sobre todo las que nos imponemos nosotras mismas) que reposan sobre nuestros hombros.

Pero se puede vivir de otra manera, se puede gestionar el tiempo de una manera más racional y con ello apartar la culpa y reducir el estrés que sentimos cada día. Pero para ello primero tenemos que darnos cuenta de ciertas cosas.

La sociedad del más y el dÍa a dÍa de las mamás

Vivimos en la sociedad del MÁS. Queremos :

Tener más…. Más dinero, más cosas, más poder/reconocimiento, más followers, más títulos, y MÁS TIEMPO

Hacer más…., queremos hacer más y más cosas cada dÍa: cuidar de los niños y de la casa, trabajar, pasar mas tiempo con amigos, mas tiempo jugando con hijos, mas tiempo para nosotras mismas….

Ser más….. queremos ser  perfectas mamas, perfectas amantes, perfectas esposas, perfectas amigas, perfectas hijas, profesionales que lo dan todo, influencers con miles de seguidores, autoridades en tu campo de especialización…..

Y en teoría todo esto esta bien! Pero personalmente creo que nos hemos perdido en este mundo del QUERER MÁS. 

El mundo hoy en dia va mucho más de prisa que hace tan solo 50 años.  Lo queremos todo y lo queremos ya!  Y así caemos en la trampa! Estamos corriendo como hámsteres en sus ruedas del ejército sin parar y sin saber dónde vamos a llegar. Solo importa el MÁS y no parar!

Y cuando paramos , es porque el cuerpo nos obliga. Caemos enfermas y encima nos sentimos culpables por no estar dando 110% de ti como sueles dar todos los días!

Las mamás ademas cada dÍa vivimos como 3 vidas dentro de 1 sola. Tenemos los peques a quien criar, tenemos el trabajo y también las casa. Y como la exigencia de el MÁS Y MEJOR esta en el aire pues intentamos condensar todo lo que harían 3 personas en un solo dia y haciendo nosotras solas! Y encima si no llegamos nos sentimos CULPABLES!

Pero eso es totalmente inhumano! No puedes pretender hacer tu sola  en 24h todo lo que tendrían que hacer 3 personas o 1 persona a lo largo de 3 días! Simplemente NO SE PUEDE !

El día tiene tan solo 24 horas! Y sí, nos gustaría que tuviera más pero eso nunca ocurrirá! Y por mucho que intentes estirarlo siempre siempre siempre tendrá tan solo 24 horas! YA SE… SON MALAS NOTICIAS!  Pero mejor abrir los ojos que seguir engañándonos! 

Seguramente estas pensando que estoy hablando de lo más obvio del mundo, pero te aseguro de que normalmente, y sobre todo, las mamás no somos consientes ni del tiempo de cual realmente disponemos ni tampoco de todas las tareas que queremos que quepan en el!

Porque amiga mía en estas 24 horas tienes que hacer también las cosas que normalmente no solemos tener en cuenta cuando hacemos nuestros planes – es decir dormir, comer, hacer los desplazamientos, asearte etc. Así que quieras o no de esas 24 horas ya tienes ocupadas sin pestañear unas 10-12 horas. Así que digamos que te quedan otras 12 de las cuales si trabajas a jornada completa te quedaran tan solo 4 horas!

Y ahora en estas 4 horas  tú procuras caber: limpiar la casa, ir al parque con los peques, hacer deberes, hablar con tus padres/suegros/amigos, hacer compra, ir a gimnasio, descansar, estudiar, pasar tiempo con tu pareja, cocinar comida ecológica, reciclar, leer un libro, aprender idiomas, llevar a los peques a los extraescolares, hornear ese bizcocho que tanto le gusta a tus chicos, hacer recados, pasear las vacaciones, y miles de otros “por haceres”.

Creo que ya te empiezas a dar cuenta que eso es INVIABLE! 

El precio de querer hacerlo TODO:

¿Cuál es el precio de esa carrera del más y más y de ser mamás perfectas? Pues el precio  de ir siempre en 1000 revoluciones, de dar siempre 110% de ti, de no descansar y de matarte día tras día por HACER EL MÁS Y MÁS o dicho de otra manera “HACERLO TODO  lo que tienes por hacer” es muy alto.

Todas esas exigencias que, las mamas,  nos ponemos a diario son una gran fuente de estrés. Y el estrés crónico, el constante cansancio a la larga nos pasa una factura muy gorda.

Veras el estrés puede hacerte enfermar! Muchas de las enfermedades cardiovasculares se relacionan con el estrés pero no son las únicas. Tenemos cánceres, enfermedades del sistema digestivo, problemas neuromusculares, migrañas, y también problemas psicológicos como depresión.

Y puede que pienses uf eso es “chungo” pero mientas me pasa solo a mí YO AGUANTO! 

Pues amiga mía estas muy equivocada PORQUE NO TE PASA SOLO A TI!

TU ESTRES REPERCUTE EN TU FAMILIA.

Y no me refiero solo al hecho de que cuando uno esta mal pues no puede cuidar bien de los demás. Me refiero a que el estrés que tú sientes también lo sienten los tuyos! Se contagian de él y en consecuencia corren los mismos riesgos de enfermedades mentales o/y físicas. Y eso es algo de tener muy en cuenta! Porque aunque no deberíamos muchas veces pasamos por alto nuestro propio bienestar pero NUNCA el de nuestros hijos! 

Y como ninguna mamá quiere perjudicar a sus pequerechos mas nos vale ponernos las pilas, racionalizar las cosas y empezar reducir el estrés que tu experimentas y el que deja huella en toda tu familia.

Tener más tiempo ¿cómo?:

Entonces ¿cómo podemos tener más tiempo? o mejor deberíamos preguntarnos ¿cómo salirnos de esa carrera del más y más? Pues toca aprender a gestionarnos mejor a nosotras mismas en el tiempo! Veras el tiempo es el que es! Pero de nosotras depende cómo nos organizamos a lo largo del día. 

Y cuando hablo de organizarnos tenemos que entender que no se trata de organizarnos para hacerlo TODO sino de organizarnos para “TRABAJAR MENOS Y MEJOR”

Qué significa eso en la vida de una madre? Pues aprender a  priorizar, simplificar y eliminar para tener el tiempo para hacer las cosas que realmente importan!

A partir de ahora toma conciencia del tiempo real del que dispones! En tu caso  tras restarle tiempo de tu jornada laboral, sueño, tiempo para aseo, desplazamientos y el comer puede que sean 2 horas o 4 horas día. 

Una vez que sepas cuál es la cantidad y podrás distribuirla ente las cosas que realmente importan! Es decir de todo lo que tienes previstas para tu día piensa que es lo más importante. Para ti y para los tuyos. Escoge 1,2 o si te da tiempo 3 cosas que sean relamen tu prioridad y hazlas!

Cuando te concentras en hacer las cosas que son una prioridad, al final del día, incluso si no pudiste hacer nada más porque no te dio tiempo, sentirás que has cumplido y te iras a la cama tranquila y sin tanto sentimiento de culpa.

Porque veras, muchas veces tenemos tantos recados, deberes y por haceres en nuestro día a día que empezamos a despacharlos sin priorizar y eso nos lleva a la situación en la cual las cosas que son importantes se quedan sin hacer. 

En cambio priorizando primero hacemos lo que importa y lo demás solo si nos sobra tiempo (por algún arte de magia)

En cuanto a todas las demás tareas que no son tu prioridad pues aprende a SIMPLIFICARLOS, DELEGARLOS O, y ese es el mejor de los casos ELIMINARLOS!

Es decir – por ejemplo si la limpieza de casa te consume mucho tiempo y te frustra es hora de SIMPLIFICARLO O DELEGARLO. Si puedes permitírtelo pagarle a alguien que limpie por ti. Pero lo mas probable es que no puedas hacerlo o te de corte que alguien limpie tus cosas. En este caso pues delegadlo en tu pareja. Y si no SIMPLIFICA al máximo todo lo relacionado con la limpieza…. Quizás es el tiempo de comprar un robot de esos que aspira solo ym programarlo para que limpie el salón todas las noches a las 22h

SORPRESA

HAZTE UN REGALO DEL DÍA DE LA MADRE y compra, por tan solo 10€, el acceso al curso:

También te podemos ayudar mediante:

Cursos:

Coaching:



Si quieres aprender cómo reducir el estrés en tu día a día como mamá y empezar a disfrutar plenamente de tu maternidad...

Entonces lee más sobre mi programa Mama Feliz!
Conoce las opiniones de otras mamas sobre el programa y ve los beneficios que traerá para ti y para los que más quieres.

Disfrutar de los días en familia

¿Cómo disfrutar del tiempo en familia?

Ya esta aquí la la Semana Santa y muchas tendremos unos días libres para estar con nuestra familia.

También si tu peque ya va al cole le tocara una semanita en casa

Eso a primera vista parece maravilloso y nos repetimos en voz alta que por fin tendremos tiempo para estar juntos, para descansar, hacer eso o aquello. Pero sé, tanto por experiencia propia como de otras mamas, que ese periodo puede ser también una gran fuente de ansiedad.

Entonces.. ¿cómo podemos realmente disfrutar de estos días festivos sin que se conviertan en una tortura para todos y sobre todo para nosotras las mamás?

En este breve articulo te daré algunas pautas.

Las Expectativas

Los días antes de unas vacaciones tan deseadas solemos fantasear de cómo van a ser. Hacemos planes para unos días perfectos. Y eso es precisamente una trampa mortal que te puede estropearlo todo. 

Esperamos a que todo sea perfecto

A que tengas  mucho tiempo para ti misma

A que haga buen tiempo

A que los niños se porten bien en el restaurante

A que tu pareja sea romántico contigo

A que no os vais a enfadar en familia

Etc

Y si vais de viaje aun podríamos ir sumando las expectativas respeto al hotel, la playa, la ciudad, el servicio de habitaciones, los camareros etc etc.

No me entiendas mal. No es malo soñar! Es maravilloso, sobre todo porque nos da ganas de vivir. 

Ahora… esperar que tu día/viaje sea en el 100% como ese cuento que el que soñaste solo será fuente de la frustración. 

Si tienes expectativas tan altas cualquier cosa puede llevarse tus vacaciones por delante.  Basta que un día llueva, o que los niños se peleen entre ellos o que tengas que marcharte de un restaurante por mal servicio o peor aun que alguien se ponga malito y YA TIENES TUS DIAS DE DESCANSO ARRUINADOS.

Y no es que realmente sean un desastre sino que permitiste que tus elevadísimas expectativas no te dejen apreciarlas cosas tan como son. 

Porque incluso si tu peque acaba pachucho/a y no podes iros a ese viaje puedes buscar formas para disfrutar ese tiempo en familia. Porque incluso con el niño/la niña enferm@ teniendo día libre os podéis acurrucar todos en el sofá y hacer una buenísima sesión de peli en familia, que normalmente no podrías tener por falta de tiempo.

Así que para que puedas realmente disfrutar de estos días libres ten muy en cuenta que los días no tienen que ser perfectos y ponte en modo cazadora de momentos buenos para ir buscando y disfrutando esos pequeños destellos de felicidad.

Las Exigencias – fluye y deja fluir

Las exigencias respeto a los demás y respeto a ti misma son el otro elemento que muchas veces nos estropea esos días tan deseados de descanso!

Empecemos por las exigencias hacía ti misma

Yo misma peco, en muchas ocasiones, de exigirme demasiado. Soy ambiciosa y me gustan las cosas bien hechas. Pero ahora sé que hecho es mejor que perfecto y se que el día tiene tan solo 24h y yo como un ser humano (y no superwoman!) necesito el tiempo de descanso, de aburrirme y de no hacer nada – y lo tengo muy en cuenta.

Estos días muchas de nosotras nos centramos en el descanso pero otras tantas queremos exprimir hasta la ultima gota de tiempo para hacer cosas que no pudimos hacer antes. 

En Polonia por ejemplo todas las “mamas perfectas!” se obsesionan, por estas fechas, con la GRAN LIMPIEZA DE PRIMAVERA y sobre todo con TENER LAS VENTANAS IMPOLUTAS. No entiendo muy bien de dónde surge esa obsesión por tener las ventanas limpias pero allí es algo que no te puedes olvidar. 

Además la pascua se celebra con unas grandes comilonas así que como en Navidades las mujeres se echan a la cocina y prácticamente se encierran en ellas para preparar todo lo imprescindible para el banquete.

Aquí en España, o por lo menos en mi familia española, por suerte no es así! Estos días son más relajados y de hacer todo lo que le apetece a uno.

Pero incluso así, si no te vas de viaje, puedes caer en la trampa de las exigencias que te pones a ti misma! 

Pude que quieras aprovechar el tiempo para trabajar en algún proyecto que normalmente no puedes, o hacer esa limpieza a fondo o cualquier otra cosa.

Y así en vez de descansar te vuelves a levantar tempranísimo para “aprovechar el tiempo” y de nuevo te pones a la carrera contra reloj para hacer TODO LO QUE TIENES PLANEADO para ese día!

Y yo te digo vale haz lo que quieres pero no te exiges el 100%.  ECHALE EL FRENO!!!  Incluso si haces tan solo una de las cosas que tenias previstas ya tienes hecho mas que antes. Incluso si haces algo a 50% o 70% es un éxito y es mucho mejor que  exigirte el 100% del 100% y quedarte exhausta.

Y en cuanto a los demás pues el tema de las exigencias tiene mucho que ver con las expectativas. 

Veras es cómo llevar tus sueños sobre un dia perfecto/ una pareja perfecta/ un hijo perfecto a nivel ejecutivo. Yo no solo quiero que seas perfecto sino ademas te lo exijo! 

Y allí no solo aparece la decepción sino también las broncas y tensiones con los que mas amas.

Muchas veces exigimos a nuestros seres queridos que se comporten de una determinada manera y si no lo hacen perdemos los papeles. 

Estos días de las vocaciones evita esas exigencias. 

No se trata de permitir que todo el mundo se eche a perder pero por ejemplo si tienes niños pequeños y no quieren vestirse igual no pasa nada si les dejas corretear desnudos por casa un rato en vez de exigirse de que no tarden mas de 5 minutos en ponerse la ropa.

Si la casa no esta recogida e impoluta como a ti te gustaría en vez de enfadarte con los peques prueba estos días que tienes más tiempo convertir la limpieza en unas olimpiadas familiares! Y de nuevo no exiges que lo hagan todo perfecto sino más bien centraros en disfrutar el tiempo y pasaros lo bien! 

O por ejemplo si vamos de viaje en coche  y hay que salir tempranísimo pero los niños no quieren levantarse y vestirse… no pasa nada… los metemos en el coche en pijamas y ya se cambiarán cuando paremos… Lo contrario serian los gritos y tensiones. Ya sabes por donde voy 🙂

En definitiva no exigas la perfección! Ni de ti ni de otros! Echa el freno y fluye con todo lo que sucede a tu alrededor. Disfruta de la perfecta imperfección y así disfrutaras de este tiempo que tenéis juntos.

Cuida de ti misma y de tu ánimo

Estos días también intenta cuidar de tus emociones. Sean las que sean dales un espacio que se merecen. Si te apetece llorar porque se te acerca la regla díselo a los tuyos – “hoy me apetece llorar pero no me pasa nada malo. Por eso me voy a encerrar 10 minutos en el dormitorio y llorar.”

O si te apetece estar sola pide a tu pareja, suegra, amiga que se quede un ratito con tus pequerechos y ve a andar! Aunque sea solo alrededor del bloque de pisos donde vives. Haz lo que te pide el cuerpo y alma!

Lo digo porque como mamás nos desvivimos por los demás y quizás en los festivos aun mas … queriendo agradar a todos los familiares posibles jeje. Seguramente entiendes de que hablo!

Así que si no te apetece otra “comida agradable” con tu suegra simplemente hablado con tu pareja y proponle de que vayan sin ti o que hagas otra cosa en vez de tener que cumplir con los demás.

Y si aun san decides ir a esa reunión familiar pues cuida de tu animo! Veras aunque no te apetezca mucho puedes ponerte antes de un humor mas relajado que ayude a evitar las tensiones cuando estéis con los demás. Pon tu música favorita antes de salir, baila con tus chicos, haz tonterías y vete a la comida relajada y sin expectativas respeto a como se comporten los demás. 

Descansa

Estos días libres que tenemos son también una estupenda oportunidad de descansar un poco más! Piensa en cómo hacer descansar a diferentes aspectos de tu ser!

A qué me refiero con eso?

Pues que claro esta que cuando hablamos del descanso solemos pensar en lo físico! Y eso es fácil. Ve te a la cama antes de lo habitual! Yo estos días me meto en cama con mis peques a las 21 y ya no levanto de allí porque se que mi cuerpo necesita mas descanso.

Pero hay otros aspectos de tu ser que también necesitan descanso y son tu mente (Aspecto intelectual) y aspecto emocional.

¿Cómo podemos descansar nuestra mente? Pues hay diferentes formas pero creo que en estos tiempos donde estamos demasiado estimulados con las nuevas tecnologías creo que lo mejor que puedes hacer es desconectarte de las redes sociales o simplemente coger y dedicarle algo de tiempo a un buen libro…. Y si es en papel mejor 🙂

El aspecto emocional quizás es un poco mas difícil para explicar porque depende mucho de las circunstancias de cada uno y por eso te invito a pensar que necesidades emocionales no estas cubriendo últimamente.

Te voy a dar unas ideas. Por ejemplo si estas super ajetreada con tu trabajo /tareas y los niños y no tienes tiempo para nada mas y ademas sueles pasar encerrada en casa pues quizás tus necesidades emocionales que dejas de lado son las de estar entre la gente y conectar con ellos. En este caso una buena idea para estos días sería quedar a tomar un vermut con tus mejores amigas o ir juntas al cine mientras los papas o abuelas se encargan de los peques.

Otro ejemplo sería para las mamas que están siempre rodeadas por gente y necesitan más intimidad. Si necesitas tiempo a solas con migo misma vete a dar un largo paseo con tu música favorita… piérdete en la ciudad o en el campo y disfruta.

Disfruta de lo simple y pequeño

Y por último pero quizás lo más importante – disfruta de lo simple y pequeño. Como ya leíste otras veces en mi blog soy partidaria de la idea que la felicidad hay que crearla cada día! ¿Cómo? Apreciando los pequeños momentos, buscándolos o propósito! 

Por eso te invito a que creas la colección de los buenos momentos de esta Semana Santa! Esa risa de tu niño/a, ese peli acurrucados en el sofá, ese paseo solitario o ese café con las amigas… incluso las risas de lo mal que te salió la tarta que preparaste para la comida familiar 😉

Un Biko y a disfrutar.

También te podemos ayudar mediante:

Cursos:

Coaching:



Si quieres aprender cómo reducir el estrés en tu día a día como mamá y empezar a disfrutar plenamente de tu maternidad...

Entonces lee más sobre mi programa Mama Feliz!
Conoce las opiniones de otras mamas sobre el programa y ve los beneficios que traerá para ti y para los que más quieres.

El Momento Perfecto

mamacuidate

La malidición del momento perfecto o Cómo cuidarte con tu niño al lado

Cuando son bebes es difícil porque están allí en tu coló casi todo el tiempo y cuando son un poco más grandes es difícil porque quieren tu atención, no saben jugar solos, etc etc

¿Esto significa que hasta que no tengan 10-12 años no tendrás tiempo para cuidar de ti? No!!! Puedes hacerlo ahora mismo! La cuestión es hacerte la siguiente pregunta:

¿Cómo puedo cuidarme a mí misma NO estando sola?

Verás, uno de los errores más comunes que comentemos, es que esperemos al momento perfecto para cuidar de nosotras mismas!

Momento perfecto

Cuando pensamos en el momento para nosotras tendemos a idealizar ese momento! Queremos que sea perfecto! Que sea digno de una foto de Instagram! Y de esta manera ponemos nuestras expectativas demasiado altas! Y como esperamos a que todos los astros se aliñen y que llegue ese momento perfecto acabamos  posponiéndolo hasta ese momento que NO LLEGA NUNCA.!

Imaginate lo seguente:

Quieres empezar a cuidarte y has pensado que ya es la hora de reiniciar tu actividad física. Has pensado que seria genial practicar algo de yoga  porque así cuidarás de tu cuerpo y de tu mente a la vez.

Empiezas a buscar como hacerlo, consultas los gimnasios en tu zona, vas viendo los programas en internet etc. Estas en modo de búsqueda – ósea es lo único que haces.

Tras unos días o incluso semanas  de esta “búsqueda” llegas a la conclusión de que con tu bebe tan chico no te sentirías cómoda dejándolo con su padre/abuela/tia/etc. NO! No para que tu vayas al gimnasio UNA HORA para cuidar de ti… TE SENTIRIAS CULPABLE…

Entonces decides que lo vas a hacer en casa! ¿Pero cómo?

Llegas a la conclusión que para hacerlo bien vas a necesitar:

            • Una ropa adecuada
            • Una esterilla
            • Un espacio reservado y bonita
            • La app con yoga y/o musica relajante
            • Etc

Y te lo pones a preparar y tardas unos días o semanas en completarlo todo

Y después te das cuenta que para que tu “cuento” de cuidar de ti se cumpla también vas a necesitar….

            • Un espacio solo para ti donde estar tranquila y en silencio
            • Una hora solo para ti

Quizás ya con eso tiras la toalla o quizás llegas a un acuerdo con tu pareja de que se ocupe de los niños el esa hora y tu te encerraras en algúna parte para esa hora de autocuidado

Quizás incluso llegas a probar hacerlo y allí aparecen todavía más complicaciones:

Que si primero tienes que recoger todos los juguetes del suelo para hacerte el hueco para la esterilla , 

Que si escuchas a tu bebe a llorar, 

Que si tu pareja entra 4 veces a preguntarte algo.. 

Que si te molestan los juguetes que están allí tirados a tu lado

Y así la frustración llega a tu puerta y dices ESTO ES IMPOSIBLE! Y tiras la toalla!

¿Pero realmente sabes porque la tiras? ¿Sabes porque te das por vencida en tu intento de cuidar de ti? 

Pues amiga mía lo haces porque tus expectativas eran demasiado altas!

Esperabas el momento perfecto! Que tus hijos estén dormidos o callados, que nadie te moleste, que la casa este impoluta … pero eso NO EXISTE! ESTOS MOMENTOS “PELI /INSTAGRAM” NO SE DAN EN LA VIDA DE UNA MADRE REAL o si se dan serán una excepción

Pero eso no puede ser la excusa para no cuidarnos

El momento perfecto es aquí y ahora

Como ya te explique el momento perfecto no existe – no existe tal como nosotras nos lo imaginamos.

Si esperamos a que los astros se aliñen y que todo sea como nosotros queremos (los niños, la pareja, nuestro humor, el tiempo que hace fuera…..) nunca llegara el momento!

El momento prefecto para cuidarnos es aquí y ahora! Con lo que tienes! Aquí donde estas! Y tal como están las cosas!

El momento perfecto para cuidarte es cualquier momento!

No necesitas ni una hora en exclusiva para ti, ni tampoco estar sola! Puedes hacerlo incluso con tus niños trepando por tu espalda.

Sí tienes una hora para ti sola genial! Pero si no que eso no sea tu excusa!

Si tienes una habitación para ti sola genial! Pero si no que no sea tu excusa!

Los auto cuidados no necesitan ser un momento Instagram! 

No requieren que todo a tu alrededor sea perfecto!

Los autocuidados requieren más bien constancia , que lo hagas como puedas a diario.

Tu autocuidado vs tu familia

Si hasta ahora no estabas cuidando de ti, tu familia no estará acostumbrada de verte haciendolo! Y claro así cuando te vean sentarte en el suelo para meditar, o hacer yoga será una novedad para ellos! Y o querrán compartirla contigo (los niños que se te suben a la espalda) o ni se darán cuenta que eso es tan importante para ti y te estarán interrumpiendo cada poco!

Pero créeme que si sigues haciéndolo cómo puedes a diario se acostumbraran a verte allí en el salón haciendo “cosas raras” y dejarán de prestarte atención. Simplemente con el tiempo te dejaran tranquila.

También por ejemplo con tu pareja – si hasta hora no era prioridad para ti cuidarte y darte un paseo no basta que se lo cuentes! Tienes que demostrarle lo importante que es ahora para ti el auto cuidado! ¿Cómo? Con tus hechos! Hazlo a diario y el/ella también con el tiempo se acostumbrará que eso ahora forma parte de vuestras rutinas y no es un antojo pasajero.

Todo es la cuestión de asentarlo en vuestras rutinas! 

Lo importante no es ni cuento ni cómo … LO IMPORTANTE ES HACERLO!

No dejes que las expectativas y el esperar por el momento perfecto te impidan a cuidar de ti misma!

Aprovecha cualquier momento porque los autocuidados ni tienen que ocupar tiempo extra. 

Porque lo importante es hacerlo.

Imaginate que sueñas con poder leer libros a diario. Pero, claro cómo no tienes una hora para ti de día y de noche estas ya demasiado cansada no lo haces! 

Si, de verdad te encanta leer los libros y te permite despejar la mente o te llena de buena energía …HAZLO! 

Aunque seaN tan solo 5 minutos mientras tomas el café por la mañana, o que sea 1 pagina con interrupciones mientras tú bebe juega en el salón! Hazlo! Da igual la cantidad! Hazlo! 

Porque aunque sea leer tan solo una pagina será una pagina leída más, en comparativa con el NADA que instalaste en tu día a día con la excusa del momento perfecto!

En el articulo anterior compartí contigo 30 ideas de cómo cuidarte a diario que no llevan ni 5 minutos.

Y hoy te dejo unas pocas ideas de como puedes cuidarte estando acompañada por ejemplo por tus pequerechos

Así que deja de lado la excusa del momento perfecto y hazlo ya! Empieza a cuidar de ti !!!!

Aquí tienes unas cuantas ideas de como empezar:

        • Momento de meditación – pon música relajante, túmbate en el suelo y juega a dormir con tus niños
        • Momento creatividad – túmbate en el suelo del salón o en tu jardín con tus hijos y jugad a imaginaros cosas en el cielo/techo
        • Momento crecimiento personal – en vez de leerles 2 cuentos para dormir lee uno para ellos y otro – un libro de los tuyos. Con manuales se duermen super rápido 🙂
        • Momento gratitud – al acostar a tus niños hablad de cosas chulas que os hayan pasado a lo largo del dia
        • Momento consciente – de paseo o en el parque, detente un segundo y observa con atención todo lo que sucede a tu alrededor (olores, sonidos, y otras sensaciones) y haz ejercicios de respiración
        • Momento aprendizaje – aprovecha los trayectos en coche o andando para escuchar auidiolibros
        • Momento ejercicios – haz ejercicios con tus hijos (hay modalidades incluso con los bebes) 
        • Momento endorfinas – dale un laaaaargo laaaaargo abrazo antes de despedirlos y dejarlo en cole y otro para daros la bienvenida
        • Momento sinceridad – habla de tus emociones. Incluso si son bebes no les cuentes solo como te paso el día sino también como te sentiste en cada momento! A ti te ayudara a descargar las emociones y a ellos les servirá para desarrollar la inteligencia emocional
        • Momento alegría – ponte a bailar con tus hijos al ritmo de tu música favorita!!!

Como ves mamá se pueden hacer cosas así que A CUIDARSE!  ;D

También te podemos ayudar mediante:

Cursos:

Coaching:



Si quieres aprender cómo reducir el estrés en tu día a día como mamá y empezar a disfrutar plenamente de tu maternidad...

Entonces lee más sobre mi programa Mama Feliz!
Conoce las opiniones de otras mamas sobre el programa y ve los beneficios que traerá para ti y para los que más quieres.

30 ideas de cuidarte siendo mamá

30 maneras de cuidar de ti (incluso si no tienes tiempo)

Ya sé que como mamá a veces no tienes tiempo ni para peinarte! Lo sé! Como dicen los ingleses “been there, done that “.

Yo también estuve en esta complicada situación! Y seamos sinceras, a veces me sigue ocurriendo jeje. Bueno la perfección no existe!

Es normal que no tengas tiempo pero, amiga mía la falta de tiempo no es excusa para no cuidarte!!!

Porque es super importante cuidarnos siendo mamá.

Solemos poner las necesidades de todos por delante de nuestras propias olvidándonos de que sin nosotras la familia no va a funcionar! 

Claro que puedes ocuparte de todos los demás y no de ti! Así también se puede! PERO QUE TE QUEDE CLARO QUE SOLO PODRAS HACERLO POR UN TIEMPO MUUUUY CORTO!!!! Y que Despues vas a reventar! Quedaras hecha un desastre tanto física como emocionalmente! 

ES DECISIÓN TUYA! Y si  lo quieres así entonces esta bien! Lo respeto! Pero como una amiga quiero que te hagas primero esta pregunta: ¿quien se ocupara de los tuyos entonces? ¿De verdad quieres que tus hijos no tengan a su lado a una mama feliz sino a un zombi en casa ?

Si, sé que uso unas palabras muy fuertes, pero es que este tema es muy serio! Y quiero que te tomes muy muy en serio la importancia que tiene el hecho de cuidarse a una misma siendo mamá.

Que es cuidado para mí.

El cuidado no tiene que ser ni caro, ni ocuparte mucho tiempo, ni tienes que hacer cosas extravagantes. 

El cuidado es prestar atención a nuestras emociones y nuestro cuerpo y hacer cosas para que estén bien! 

Simple! Incluso pueden ser las cosas que ya haces por ti pero que no le des ese valor! Y al no darle ese valor les quitas su poder. 

Fijate por ejemplo en el café que te tomas por la mañana. Te lo tomas todos los días mal y corriendo. Te lo hechas simplemente pa dentro sin parar a saborearlo o olerlo. Lo bebes pero no lo disfrutas! 

En cambio este mismo café puede convertirse en un pequeño ritual para ti, que te permita empezar el día con buenas emociones! El mismo café, en la misma cocina, y a la misma hora… Solo tienes que parar un instante y darle el valor que tiene para ti. Disfrutar del olor que tiene antes de bebértelo todo. Saborearlo a cada sorbo. Y reconocer que lo bebes porque te llena de energía para el resto de la mañana! Simplemente se trata de involucrar a tus sentidos y darle el significado!

El mismo café, la misma cocina, la misma hora e incluso el mismo tiempo que le dedicas pero el resultado es totalmente diferente! Porque ya paraste tu mente un instante y te centraste en ti y en ti pequeño ritual… en disfrutar de este café por muy rápido que sea y de llenarte de su energía.

Así que como ves, cuando hablo de cuidarnos no quiero que pienses que necesitas una hora todos los días en completo silencio para meditar! Si puedes genial, pero lo mas probable es que tengas como mucho 5 minutos en medio de tu ajetreado día a día.

Pero el hecho de no tener esa hora para meditar no significa de que no podamos cuidarnos! Si que podemos! Y mucho! Porque podemos hacerlo incluso en medio de nuestras rutinas diarias. Quizás haciendo unos pequeños reajustes, pero sobre todo dando la importancia a nuestro auto-cuidado encontraremos muchas maneras de recargar las pilas mentalmente y emocionalmente.

Mente, cuerpo y alma

Muchas mamás cuando hablamos de auto-cuidado piensan que se trata únicamente de aspecto físico y lo relacionan con un masaje, hacer ejercicio o comer sano. Obviamente nuestro cuerpo es super importante – este es nuestro coche y hay que cuidarlo! 

Pero hay que cuidarlo por fuera – nuestro aspecto, y cuidarlo por dentro – nuestra salud. 

Y  también hay que cuidar de la mente (cerebro)  que seria como el motor y de nuestras emociones que son como la gasolina que le echamos.

Así que busca maneras de cuidar de tu mente, de aprender cosas nuevas, conocer opiniones diferentes a la tuya, leer etc como también de cuidar de tus emociones y tu estado anímico.

Piensa en estas 3 categorías (cuerpo, mente y alma) para no descuidar a  ninguna de ellas.

Por dónde empiezo el auto-cuidado – un pequeño pero significante regalo!

Primero siempre es la decisión! Y después la sigue el primer paso.

Toma la decisión de empezar a cuidarte porque tú también eres importante! Porque solo cuidando de tus necesidades podrás cuidar de tu bebe/hijo/hija…

Y una vez que lo tengas claro haz un simple paso adelante! Escoge una pequeña cosa que mas te guste e incorporada en tu dia a dia!

Por muy pequeña que sea – si tu le das importancia la tendrá!

Y ocurrirá la magia!

Simplemente incorporada a tu rutina y hazlo dia tras dia dandole el valor que tiene! Disfrutándolo con todos tus sentidos! Dedicandote este instante a ti y solo a ti! Este es tu regalo que te das a ti misma cada dia!

Empieza por algo muy pequeño e incorporado en tu rutina!

Disfrutalo y agradece ese instante!

Y ahora te dejo mi lista de 30 ideas – de estas pequeñas cositas que puedes hacer por ti. No te llevaran mas de 5 minutitos y disfrutarlas puede cambiar tu dia por completo! Tu dia y el de tu familia porque mama feliz es familia feliz.

30 maneras de cuidarte (en 5 minutos)

Asi que aqui van mis ideas:

      1. Cafe por la mañana
      2. Escuchar tu canción favorita
      3. Leer 5 minutos
      4. Darte un masaje exprés antes de vestirte
      5. Ducha caliente
      6. Ponerte la mejor ropa un dia normal
      7. Maquillarte
      8. Ponerte cremas
      9. Hacer estiramientos
      10. Tomar agua nada mas despertar
      11. Repasar lo bueno del dia antes de cerrar los ojos 
      12. Irte a cama antes de lo habitual
      13. Ponerte en la posición niño 1 minuto mientras los niños juegan alrededor
      14. Respirar de forma consciente
      15. Hacer 3 sentadillas cada vez que abres la nevera
      16. Dar un paseo (aunque sea en tu terraza o balcón)
      17. Andar descalza y consiente
      18. Repetir tu frase favorita 3 veces
      19. Escuchar mini meditación
      20. Ver el amanecer/tardecer
      21. Salir fuera y respirar un momento aire fresca
      22. Sonriente en el espejo
      23. Darte caricias
      24. Pintate las uñas
      25. Ver algo gracioso o pedir Alexa que te cuente chistes
      26. Ser amable con algún desconocido 
      27. Comprate algo solo para ti
      28. Siéntate quieta y callada un rato 
      29. Huele tu perfume favorito
      30. Dale un laaaargo abrazo a alguien 🙂

DESAFIO: Piensa en algo que te encanta hacer y que nutre a tu cuerpo, a tu mente o simplemente te llena de felicidad o alegría.  Ponlo en tu lista:

      1. Tu idea:
      2. Tu idea:
      3. Tu idea:

Y al final lo mas importante:

ESOGE UNA DE LAS 33 y hazla ahora mismo 🙂 Este instante es solo para ti Disfrutalo!

También te podemos ayudar mediante:

Cursos:

Coaching:



Si quieres aprender cómo reducir el estrés en tu día a día como mamá y empezar a disfrutar plenamente de tu maternidad...

Entonces lee más sobre mi programa Mama Feliz!
Conoce las opiniones de otras mamas sobre el programa y ve los beneficios que traerá para ti y para los que más quieres.

Mamá y el Avión

¿Qué tiene que ver un avión con ser una madre!

  • Consejos de Como cuidarse

Los especialistas tienen razón!

Si alguna vez has viajado en el avión seguramente te sorprendió una cosa en el procedimiento de emergencia que explican las azafatas antes de despegar.

Antes de que inicie cada vuelo nos enseñan dónde están las salidas de emergencia y los chalecos salvavidas y cómo ponernos las mascaras en caso de que cayese la presión en el interior del avión. Y es en este ultimo punto donde a las madres nos resulta muy sorprendente! 

El procedimiento lo deja claro: en caso de viajar con niños el adulto debe primero ponerse la mascarilla el y después ayudar a los niños!

¿Cómoooooooo? Pero si los niños son lo mas importante y lo mas vulnerable… no tiene sentido! El adulto puede aguantar un ratito sin respirar no? si el niño/a/bebe no puede esperar!… seguro que estos pensamientos se te hayan pasado por la cabeza

Pues amiga mía te quiero decir que aquí LOS ESPECIALISTAS que elaboraron este plan de emergencia, y que ademas es idéntico en todo el mundo (y es por algo) tienen toda la razón y además tu tambien!

Porque SÏ!,  los niños son lo más importante! y por eso nosotros tenemos que ponernos la mascara primero ! Suena a contradictorio pero no lo es!

Los niños son lo más importante – y los niños no pueden criarse y cuidarse solos! 

Nos necesitan ! 

Tus hijos te necesitan! 

Por eso es tu obligación primero cuidar de ti misma! 

PRIMERO CUIDA DE TI y solo así tendrás fuerzas para cuidar de los que mas amas!

Y no me refiero a las situaciones de emergencia a bordo de un avión sino a nuestro DIA A DIA

Debemos primero cuidarnos de nosotras mismas y así tendremos las fuerzas, la energía para poder cuidar de los que más queremos en este mundo! Y solo así podrás dar a los tuyos tu mejor versión!

Porque, amiga mía, como cada madre quieres dar a tus hijos el 100% de ti, pero si estas hecha un desastre (descuidada, deprimida, nerviosa, con la salud que se resiente por el estrés , etc) estas dando a los tuyos el 100% de este desastre!

O usando una metáfora… prefieres dar a los tuyos el 50% de un  nuevecito y ecológico Tesla o Mercedes o el 100% de un coche del desguace que se deshace?

Creo que ya me entiendes! Creo que he dejado claro que TENEMOS QUE CUIDARNOS A NOSOTRAS MISMAS por el bien de nuestras familias.

¿Cómo puedes cuidar de ti siendo mamá?:

1.Respetándote y Diciendo NO

Aprender a decir No no es cosa fácil pero es necesario si no queremos cargar con todo sobre nuestras espaldas. Como mama puedes decir No a muchas cosas – a esos favores a tu suegra/cuñada/pareja, a quedarte en casa cuando tu pareja sale sin parar, a no tener tiempo para ducharte tranquila, o decir no a cocinar por ejemplo! Cuando admitas la posibilidad de que esta vez no vas a ser tu que lo haga ya surgirán maneras de cubrir las necesidades de todos – unas maneras novedosas que hasta ahora ni lo pensaste.

Recuerda si tu misma no te respetas, no respetas tu tiempo, tus emociones, y tu energía – los temas tampoco lo harán! Porque? Porque para ellos tirar de ti es lo más cómodo del mundo y lo seguirán haciendo hasta que los desacostumbres! Y como se hace eso? Pues con pequeños pasitos, pequeñas cositas que vayas cambiando… diciendo no a ir al banco por tu pareja o hacer esa llamada, no pedir permiso para ducharte sino simplemente dejando al bebe en brazos de quien sea i diciendo ME VOY A DUCHAR NO ME MOLESTEIS QUE NECESITO ESE MOMENTO PARA MI…, pidiendo comida a domicilio una vez a la semana etc etc!  Al principio se trata de pequeños pasitos – Ya iras ganando terreno!

2. Siendo realista – exigiendo lo mínimo

No cometas el error que yo hice al principio! Lo quería todo perfecto pero no tenia en cuenta mi nueva realidad y mi energía! Era imposible que rindiera lo mismo que antes del embarazo teniendo a un bebe a mi cargo! Pero como no quería admitir que mi mundo haya cambiado .. pues yo sin dormir casi nada me levantaba a las 4:30-5 de la mañana para trabajar antes de que se despertara mi Gambita! Daba igual si aquella noche había dormido o no! Eso era muy malo para mi salud física y emocional! Porque? Porque no tener en cuenta mi energía acababa extenuada y al no descansar solo mi estado de cansancio empeoraba día tras día! Y así era imposible rendir … ni en el trabajo (no era capaz de concentrarme en nada,,, era lenta y las cosas no salían como lo deseaba… ) ni en casa cuidando de mi pequerrecho porque simplemente era un zombie! Y encima me lo reprochaba y me llenaba de frustración y culpa

Así que no cometas ese mismo error querida amiga! Exigente lo mínimo! Es decir si tuviste mala noche con tu bebe no te exiges ni tener la casa ordenada, ni ser la mas elocuente con los demás, ni ser la creativa si tienes trabajo…. Ese dia simplemente exigente lo mínimo… porque ese día quizás un éxito ya va a ser simplemente hacer una comida decente (o pedirla) o lograr vestirte antes del mediodía. Si esos días te exiges lo mínimo y a mayores en algún momento te encuentras mejor y a mayores logras recoger esa casa o mandar ese correo importante … entonces ese día se va a convertir en un dia glorioso!

3.Soltando control y pidiendo ayuda

Tanto ser realista como respetarte pasa por una cosa importantísima a la que las mamas -superheroinas nos resistimos con toda nuestra fuerza y es a SOLTAR EL CONTROL Y PEDIR AYUDA!

No queremos hacerlo porque nuestra subconsciente nos dice que pedir ayuda significa que no somos capaces de hacerlo, que somos débiles y malas madres. 

Pero nada de ir más lejos! Compartir la responsabilidad, pedir ayuda, soltar el control de todo y delegar las tareas te permite ser mas fuerte! ¿Cómo? Pues porque te permite recuperar tus fuerzas, te quita parte del peso crea mayor autoestima al respetar tu tiempo y tus necesidades!

Así que la próxima vez duela control y deja que tu marido haga la compra (aunque compre la marca de jamoncito equivocada), pide a tu suegra cuando llegue a casa a que te lave la loza porque necesitas acostarte con tu bebe (en vez de mirar como ella se toma el café). Aunque se enfaden contigo… eso da igual porque lo que importa es tu fuerza para cuidar de los tuyos! 

Reparte las responsabilidades, delega y pide ayuda para crear tiempo para ti para recomponer tus fuerzas y también para respetarte – al fin y al cabo quieres enseñar a tus hijos que se respeten a ellos mismos no? Pues da les el mejor ejemplo!

4.Cuidando de tener un buen descanso

Ya sé que es muy fácil decir cuando se tiene niños pequerechos en casa pero seguro que hay pequeñas mejoras que puedes introducir en tu rutina! Cosas como: ir a dormir con tu bebe (aunque sea a las 20:00), Beber un vaso de agua nada mas despertar, ir a pasear y respirar el aire puro, Tomarte una larga ducha caliente mientras alguien se ocupa de tu hijo/a, No usar móvil en cama – en el sentido de ver pelis, noticias o Instagram, escuchar música relajante para quedarte dormida – que te ayudara a ti y a tu bebe conciliar el sueño. Yo por ejemplo usaba siempre la misma musical de mi app de meditaciones para dormirnos!

5.Reservando y exigiendo tiempo para ti! 

Cuando tenemos a un bebe o niño/a pequeño/a en casa y nos ponemos modo super mama nos olvidamos de que nosotras también necesitamos tiempo para nosotras mismas! Y no digo aquí de tener tiempo de 3 horas diarias para poder meditar! Eso se que en muchos casos es inviable jeje, pero si que podemos exigir por ejemplo ese tiempo para la ducha larga 

Y digo exigir porque yo al principio estaba tan estresada con lo de ser buena mama que hasta pedía permiso a mi pareja para poder irme a duchar! Surrealista verdad? Bueno o no tanto porque creo que nos pasa a muchas que incluso cuando dejamos al bebe con su papa/abuela o quien sea tomamos la ducha en 5 minutos porque seguro que nos necesitan! jajaja

Lo entiendo pero hoy en día te puedo decir que eso no es sano!

Empieza poco a poco pero exigiendo no pidiendo permiso porque sabes que: tienes derecho a tener esa media hora para ti… sea para la ducha tranquila… para ir a caminar sola…. para meditar o simplemente para mirar la ventana estando sola y tranquila! Yo por ejemplo cuando viene mi hermana de visita lo primero que hago (después de prepararle su café) le dejo a mis 2 fieras y me voy a tomar mi ducha y disfrutar de ese momento de la soledad que necesito! 

Y por ultimo te quiero decir que nadie va a cuidar y preocuparse por ti si tú misma no lo haces! Y sé también que introducir los cambios es difícil…sobre todo al principio… porque te sientes como ante un abismo y ni sabes por donde empezar!

¿Quieres saber cómo? Pues amiga mía con un solo minúsculo paso!

Puede ser cualquier cosa!

Incluso camino a casa de los abuelos ir por el camino maaaaaasssss largo para tener esos 10 minutos solo para ti antes de recoger los niños!

Puede ser cualquier cosa…. 🙂

Y si no se te ocurre nada y sigues sin saber por donde empezar y dar ese primer paso … pues lo mejor que te puedo aconsejar es que te acompañe un coach en todo el proceso de cambio! Si quieres saber más sobre lo que es y como te puede ayudar el coaching puedes verlo aquí:  Quiero saber +

 

 

 

También te podemos ayudar mediante:

Cursos:

Coaching:



Si quieres aprender cómo reducir el estrés en tu día día como mama y empezar a disfrutar plenamente de tu maternidad...

Entonces lee más sobre mi programa Mama Feliz!
Conoce las opiniones de otras mamas sobre el programa y ve los beneficios que traerá para ti y para los que más quieres.